articulos

Pies (2015)

Ilustración de @_Javitxuela

 

Todo gira en torno a mis pies. Todo gira bajo mis pies. Mis pies son mi patria y andan el camino que elijo tomar. Mis pies patean lo que no quiero ser y corren, torpes, la suerte que me toca vivir. Mis pies andan en la cuerda floja a veces y pisan fuerte otras. Mis pies tropiezan a veces con la misma piedra pero, otras, saben saltarla. Mis pies me llevan a sitios a los que no sabía que no quería ir; me dejo llevar por ellos una veces y les digo dónde llevarme otras. Mis pies son mis alas y son mis raíces, son los que paran cuando quiero quedarme, son los que huyen cuando quiero desaparecer. Mis pies son mi casa y mi refugio.

Soy libre si sé que todo lo que tengo son mi pies para seguir y mis pies para detenerme. Soy libre si sé que puedo llegar a la meta pero también no llegar. Soy libre cuando sé que soy prescindible, que lo único que tengo son pies para danzar, para escapar, para quedarme… y pies para no hacerlo. Soy libre si me empapa la certeza de que al mundo no le importa dónde quieran ir mis pies. Soy libre si sé que pies tiene todo el mundo, aunque no todo el mundo lo use para ser libre. Aunque muchos usen sus pies -lo único que tienen- para enrocarse en amarres sólo porque temen a las tormentas. Para patear a otros, para pisar cuellos y escalar sobre espaldas. Para cerrarle el paso a otros pies en fronteras, para hacer de banderas sus zapatos. Para defender lo que nunca fue suyo, porque suyo sólo son sus pies.

Mis pies a veces se cansan y duelen, y me preguntan si merece la pena seguir. Mis pies a veces se quejan y me reclaman que basta. A veces me dejo convencer y los escondo bajo las mantas, en un recodo del camino. Otras insisto en anudarme los cordones y continuar entre la maleza. Mis pies son todo y no son nada. Me trasladan a otros mundos hoy pero mañana no estarán en ninguno. Mis pies dejarán de existir de la misma forma que ahora existen, y el mundo seguirá girando para otros pies, en otros mundos, en otras tierras. Y será igual de importante y de vano. Y lo será todo y no será nada.

Mientras mis pies sean mis pies, y aún no abono para la tierra, sólo quiero que sean libres para ir y venir, para esperarte o salir corriendo al verte, para bailar de noche y saltar sobre charcos en invierno, para trastabillarme y hacerme caer cuando lo merezca, para guardar el equilibrio cuando todo se mueva demasiado rápido, para volar si te amo, para escarbar si me dejes. Para meterme en líos de los que aprenderé, para sacarme con vida cuando me rompan el corazón. Para llevarme hasta otro al que amar o hasta nadie si ya me cansé. Para subir montañas si al otro lado hay vida y para bajar al hoyo cuando me toque decir adiós.

 

¡Comparte!

Ilustraciones > Canina Walls

un podcast de